Las sales de Schüssler

Las sales de Schüssler, también conocidas como sales bioquímicas o sales minerales, son un conjunto de doce compuestos minerales utilizados en la medicina alternativa y la homeopatía. Estas sales se basan en la teoría del médico alemán Dr. Wilhelm Heinrich Schüssler, quien propuso que ciertas enfermedades y desequilibrios en el cuerpo se deben a la deficiencia o falta de absorción adecuada de ciertos minerales.

La terapia de las sales de Schüssler se basa en la idea de que al proporcionar al cuerpo los minerales faltantes en forma de sales homeopáticas, se pueden restaurar los equilibrios naturales y promover la salud. Estas sales se preparan diluyendo los minerales en lactosa o fructosa (azúcar de remolacha) y triturándolos repetidamente hasta alcanzar una alta potencia, de acuerdo con los principios de dilución y succión de la homeopatía.

Para el Dr. Schüssler, si se mantiene la nutrición celular, la actividad celular es normal y no hay enfermedad. Las células del cuerpo humano necesitan nutrirse de compuestos orgánicos complejos y de sustancias inorgánicas o sales minerales. Por lo tanto, una deficiencia de una sal en específico para determinada célula, constituirá en un impedimento para que dicha célula pueda hacer su trabajo adecuadamente y esto resulta en enfermedad. Dando el aporte adecuado a las células de dichas sales minerales se logrará restaurar la nutrición y el metabolismo celular y con esto, la salud.

¿Por qué funcionan?

Las Sales de Schüssler desencadenan un estímulo que capacita a las células para una mayor absorción de las sales contenidas en la alimentación.

Cada una de las doce sales de Schüssler se asocia con un mineral específico y se utiliza para tratar diferentes afecciones y desequilibrios.

Cómo se utilizan las Sales de Schüssler:

Va a depender mucho de lo que requiere cada persona y los síntomas que presente, las 12 sales de Schüssler tienen funciones diferentes, por lo tanto, se usan de acuerdo a lo que se quiere lograr con fines de mejorar la salud y buscar un equilibrio celular. Cada una de estas sales se utiliza en diferentes diluciones y se toman en forma de comprimidos, polvo o gotas por vía oral que se mantienen en la boca debajo de la lengua, por un período de 5 a 20 minutos, para que sean absorbidos a través de la mucosa bucal, una hora antes de las comidas o dos horas después, durante su consumo se deben evitar bebidas alcohólicas, fumar y alimentos picantes, también se pueden utilizar en forma de pomadas o cremas.

Tipos de sales

A continuación, describiré cada una de estas sales:

1. Calcarea fluorica (Fluoruro de calcio): Se utiliza para fortalecer los tejidos conectivos, como los tendones y los ligamentos. También se emplea para tratar las hemorroides, las varices y los tejidos flácidos.

2. Calcarea phosphorica (Fosfato de calcio): Esta sal se utiliza para fortalecer los huesos y los dientes, promoviendo su crecimiento y reparación. También es útil para aliviar los dolores y las molestias asociadas con el crecimiento, como el dolor de crecimiento en los niños.

3. Ferrum phosphoricum (Fosfato de hierro): Es conocida como la «sal del primer auxilio» debido a su capacidad para tratar las afecciones agudas y la inflamación. Se utiliza en casos de fiebre, infecciones, resfriados, gripes y lesiones.

4. Kalium muriaticum (Cloruro de potasio): Se utiliza para tratar la congestión y la inflamación en el cuerpo, especialmente en las vías respiratorias. Es eficaz en el tratamiento de afecciones como la sinusitis, la bronquitis y la otitis.

5. Kalium phosphoricum (Fosfato de potasio): Es conocida como la «sal de los nervios» debido a su capacidad para fortalecer el sistema nervioso. Se utiliza para tratar el agotamiento, el estrés, la ansiedad y los trastornos del sueño.

6. Kalium sulfuricum (Sulfato de potasio): Se utiliza para tratar los trastornos crónicos y los procesos inflamatorios prolongados. Es útil en casos de enfermedades crónicas de la piel, problemas hepáticos y trastornos del sistema digestivo.

7. Magnesia phosphorica (Fosfato de magnesio): Se utiliza para aliviar los calambres y los dolores musculares. Es eficaz en el tratamiento de dolores menstruales, dolores de cabeza y migrañas.

8. Natrum muriaticum (Cloruro de sodio): Esta sal se utiliza para equilibrar los niveles de agua en el cuerpo y tratar los trastornos relacionados con la retención de líquidos. También se utiliza para tratar problemas digestivos, dolores de cabeza y trastornos emocionales.

9. Natrum phosphoricum (Fosfato de sodio): Se utiliza para regular el equilibrio ácido-base en el cuerpo. Es útil en el tratamiento de la acidez estomacal, la indigestión, la artritis y los trastornos del metabolismo.

10. Natrum sulfuricum (Sulfato de sodio): Se utiliza para tratar la acumulación de líquidos en el cuerpo y promover la eliminación de toxinas. Es eficaz en el tratamiento de enfermedades del hígado, trastornos del sistema digestivo y problemas de la piel.

11. Silicea (Dióxido de silicio): Es la sal de la belleza. Es útil en el tratamiento de afecciones de la piel, uñas y cabello, alisa las arrugas y las celulitis en los muslos. Indicada en personas con cartílagos débiles.

12. Calcarea sulfurica (Sulfato de calcio): La sal de la inflamación y desgaste articular (artrosis y lesiones de las articulaciones), trastorno del crecimiento y enfermedades hepáticas.

Las doce sales inorgánicas que estudió el Dr. Schüssler, son en sí una terapia complementaria, alternativa natural, acompañada de un estilo de vida saludable, ejercicio adecuado, hidratación oportuna, sueño restaurador y paz mental, ayudarán a restablecer el equilibrio celular y con ésta, la salud. Es importante destacar que el uso de estas sales debe ser supervisado por un profesional de la salud y no deben reemplazar el tratamiento médico convencional cuando sea necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
💭¿Necesitas ayuda?
Hola! 👋
¿En qué podemos ayudarte?